Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

Un sistema de premios, que en mi casa está funcionando

He de confesar, que no soy un ama de casa perfecta, que la cocina tiende a estar desordenada habitualmente, que solemos tener el cubo de la ropa sucia siempre medio lleno. Pero con tres fierecillas juguetonas en casa y dirigiendo una empresa, me conformo con que todo el mundo este vestido y alimentado.
Con este problema de desorden y ahora que los pequeños ya pueden hacer muchas tareas de casa, estas vacaciones hemos puesto en marcha un sistema de puntos y premios para aprender a colaborar, que esta teniendo unos resultados geniales.
El planteamiento lo hice lo mas sencillo posible, y con unos objetivos fácilmente alcanzables

 

 

Lección de hoy, si lo hacemos juntos…

1° definimos las tareas que puntúan

Puntúan las que son ayuda para todos los miembros de la familia.Cada una de estas tareas, vale “un palito”

  • Sacar y colocar el lavavajillas limpio,
  • Poner una lavadora
  • Sacar y tender la lavadora
  • Recoger la cocina (fregar sartenes, recoger el final de la mesa, barrer el suelo)

2do explique como conseguir el premio.

Ahora que están pidiendo cromos y postales a todas horas, les propuse que con 5 palitos, yo les compraba un sobre.

Si, es un premio material, pero, con la edad que tienen (9, 7 y 5) era un concepto muy sencillo de explicar que da resultados a corto plazo.

3ro hicieron una tabla, en la que vamos registrando los palitos conseguidos.

 

Ademas, si veo que, han pasado un buen día, que no han reñido mucho entre ellos o que lo han solucionado con palabras y que han tenido buena actitud, al final del día les regalo otro palito. Este ultimo completamente arbitrario y subjetivo.

Recomendaciones propias para la aplicación.
Los palitos no se pueden quitar. Si te lo has ganado, es tuyo.
Con los palitos no se amenaza ni se riñe. Si ellos no quieren hacer la tarea, simplemente la hago yo y listo.
Si no tienes palitos suficientes, no te corresponde ningún premio, no se anticipan los palitos. Hay que tenerlos todos para conseguir el premio.
Si realizan la tarea entre dos o entre los tres, pongo palito para cada uno.

La respuesta que he visto en casa:
Se están dando cuenta, de que el trabajo no se hace solo.
Están empezando a colaborar entre ellos. Si hacen el trabajo juntos, el esfuerzo es menor y la recompensa la misma.
No esperan a que yo les diga que me ayuden. Ayudar se ha convertido en un juego.
Me han incluido a mi en el juego,
“Ama, con todo lo que haces en casa, porque tu no tienes palitos?” Así que, de vez en cuando alguno me asigna un palito, y eso me gusta mucho muchísimo, porque ellos me demuestran que mi trabajo también cuenta. La duda es qué cromos me compraré con “mis palitos”

Os contaré, una vez empiece el curso, en que evoluciona el sistema con el estrés del día a día.

 

Mike.

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web