Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

Estas Navidades, fabricamos juguetes con los duendes

Reciclar, reutilizar, pintar, crear… ¿quién mejor que los niños para ayudar a los Duendes a hacer los juguetes que piden los niños para Navidades?

Nuestro amigo el Duende del Manzano, tiene unos primos que son ayudantes de Santa Claus, Olentzero, SSMM los Reyes Magos, en Niño Jesús y demás en la fabricación de juguetes. En Navidades no paran de fabricar, empaquetar, envolver y poner lazos a cientos de millones de juguetes que luego se encargan de repartir por todo el planeta.  Leer más

Una Semana en Badabum

Como madre, cuando dejas a tu pequeño a cargo de otras personas, te preguntas… ¿Qué habrán hecho?. Mediante estas fotos, quiero enseñaros lo que hacemos durante una semana de vacaciones.

A primera hora de la mañana, mientras todos los niños van llegando a Badabum, una manualidad sencilla hace que nos vayamos despertando poco a poco. Los primeros días de la semana sirven también para que nos vayamos conociendo un poco mejor y se nos vayan quitando los miedos a todos. También aprovechamos este rato para que los niños que tengan tarea dediquen un rato al estudio.

Sobre las 10 de la mañana nos reunimos en la sala grande para las presentaciones oficiales, mediante juegos nos presentamos, nos conocemos un poco mejor, cantamos, bailamos, hablamos sobre cosas que nos han pasado… Más o menos a las 10:30, si el tiempo nos lo permite, salimos a almorzar al parque y jugamos al aire libre a pillar, al escondite inglés, al bote-bote, a la zapatilla por detrás…

Ya de vuelta en Badabum hacemos el “recreo”, un rato en el que los pequeños juegan libremente. Hay quién siempre lee, quién pide una pelota para jugar en la sala grande, quién pinta un rato, quién simplemente corre y grita y juega a pillar con Arantxa y David… Antes de que los chicos y chicas que no se quedan a comer se marchen, recargamos las pilas con algún ejercicio sencillo de relajación dirigida.

Luego, mientras Arantxa espera con los que se marchan a que sus papas, abuelos, tíos y demás ayudantes vengan a buscarles, los demás ayudan a poner la mesa, a servir el agua y el pan, a preparar la mesa para que podamos comer juntos. Y a partir de las 14.30 llega el final de un intenso día en Badabum. Los que quedamos recojemos el comedor, pintamos, leemos o simplemente descansamos para coger fuerzas para volver a jugar toda la tarde.